La Tomografía Computada Cone Beam es el más completo sistema de imágenes odontológicas y máxilo-faciales. Las principales ventajas de esta tecnología son:

Campo de visión variable desde 5cm x 5cm hasta 17cm x 13,5cm: mayor flexibilidad y la capacidad de colmar el campo de visión según las necesidades de diagnóstico del paciente

Integra la radiografía panorámica, 3D y cefalométrica en un  solo sistema: permite visualizar cualquier examen anatómico desde todos  los ángulos, con una precisión de 1:1

Excepcional calidad de imagen: dando valor a la imagen diagnóstica  para un amplio conjunto de aplicaciones clínicas como campo enfocado, maxilar individual, maxilar doble, ATM individual y doble, seno y maxilofacial.

Control de dosis inteligente: el haz cónico que se utiliza para capturar  las imágenes produce menos dosis de radiación. Además, el tiempo de captura de las imágenes es de sólo 12 segundos (según el campo elegido)

La mayor velocidad de adquisición, la mayor calidad de imagen, y la facilidad con la que se logra un posicionamiento exacto del paciente, permite reducir en gran medida las repeticiones de tomas.